LOS AUTOMOTORES ANTIGUOS: OLVIDADOS Y RELEGADOS

Durante muchos años los automotores españoles han prestado servicio en numerosas líneas, muchas de las cuales hoy están desaparecidas bajo toda clase de malas hierbas, levantadas o reconvertidas en otra cosa. Estos modestos, pero eficaces, trenecillos unieron pueblos con ciudades y capitales de nuestra geografía. Algunos de ellos fueron los pioneros en dar un servicio que permitía realizar los viajes un poco más rápidos, en una época que no se caracterizaba ni por la velocidad, ni por la puntualidad.


Y sin embargo, cuando hablamos de trenes a escala, en pocas ocasiones alguien les dedica una fotografía o un comentario. Parece que solamente existieron las locomotoras y los coches de pasajeros. Reconozco que, en escala H0, solamente están reproducidos los TAF y los Renault en sus tres versiones. Hecho de menos, entre otros, a las Litorinas y los ferrobuses. Alguna incursión hubo para el pequeño Zaragoza y poco más. Las versiones de los Uerdingen alemanes de Roco no se ajustan excesivamente a la realidad, aunque siempre hay algún aficionado habilidoso que los ha reconvertido con acierto, pero esto no cuenta puesto que no es comercial. En espera, me imagino que larga, de que Electrotren pueda finalmente reproducir alguno de ellos, igual finalmente llegan a ponerse de moda.

RENFE AÑOS SESENTA. 1967. TREN Nº 1121. CORREO TORRALBA-PAMPLONA

Recurriendo nuevamente a las Mikado como material de tracción a vapor y a la línea de Soria a Pamplona, presento otra composición muy sencilla de aquellos correos que hacían el recorrido entre Madrid y  Pamplona.
Podemos suponer que la vista corresponde al tramo entre Torralba y la capital navarra, todavía con tracción vapor, aunque los coches de madera ya han sido sustituidos por otros metalizados. 


La composición está formada por una 141F, un coche de Correos DGDC 1500, un BBC-300 y un CC-300. Todos los elementos pertenecen a Electrotren. El coche de Correos DGDC 1500 es una transformación del DGDC 2000 de Electrotren acortado. El coche CC-300 es el CC-333 de testeros sin rebajar, ni pasarela, ya que contaba con iluminación interior eléctrica. Techos de verderones.

EL SANTANDER MEDITERRÁNEO EN H0. (y 2)

Continúo con las formaciones que podemos montar en escala H0 de esta línea. Si en la entrada anterior se veían Mikados y 1900 en cabeza de los trenes, en esta segunda entrada debemos recordar que tras las 1900 bicabina llegaron las 2100. Aunque el dominio de la tracción de línea en la época de la dieselización fue para las 1900 también hubo un espacio para las 2100. Era frecuente verlas en Soria como locomotoras titulares del Ómnibus Calatayud-Burgos, con el que estuvieron prestando servicio desde mediados de los años setenta, durante casi diez años, hasta la sustitución del tren por un "camello".


RENFE AÑOS SESENTA.1961.TREN Nº 502/1412. MADRID-SANTA CRUZ DE MUDELA

En la lista de servicios del año 1961 aparece este tren, el Nº 502/1412, de Madrid-Atocha a Santa Cruz de Mudela, con salida a las 9:40 horas y llegada a las 14:25 horas.


La composición del tren podría ser una 7800, un DD 300, seguido de un AAC y dos CC. En las notas del libro de servicios nos aparece la indicación de que en domingos y festivos se le añadían dos coches CC más desde Madrid a Álcazar de San Juan.

MANUALIDADES

Frente al arte establecido de los expertos diseñadores y montadores de modelos a escala, deben también darse oportunidades a todos aquellos que, de forma artesanal, ¿porqué no llamarla autóctona, o naif? construyen sus modelos guiados más por instinto que por otra cosa. Son modelos queridos por sus propietarios que los enseñamos con atrevimiento en páginas web o que aparecen en mercadillos. La mayoría de ellos no valen nada desde el punto de vista del modelismo, pero tienen el valor de lo ingenuo, de la ilusión puesta en  un modelo, tan grande, que les impide ver sus deficiencias.


Para todas estas personas, entre las que me incluyo, nos viene de perlas esto de la Renfe, porque entre lo que falta  por reproducir en H0, y los apaños constructivos originales que por la escasez de medios y recursos retocaron, modificaron y transformaron todo lo que se podía, podemos disponer de una serie de modelos que sin planos, dimensiones, ni prácticamente otros datos que no sean algunas fotografías, nos permiten pasar un rato agradable, meternos en camisa de once varas y construir reproducciones a nuestro aire con el único límite de que presenten algún parecido.